Monroy

A MONROY se llega desde la carretera de Monfragüe, EX 390, pasados los cruces de Santiago del Campo y Talaván, por un desvío a la derecha, la localidad más oriental de los Cuatro Lugares. También por la A-66 en el desvío de Hinojal. El origen de Monroy se debe al Señorío de Monroy del que surge la aldea. Destacan, el Castillo de Monroy, la Iglesia de Santa Cartalina, la Ermita de Santa Ana, la Villa Romana y el Arroyo del Cabril donde se puede avistar la cigüeña negra. El Castillo de Monroy, que data de la reconquista, se ha ido configurando con los siglos. Lo más antiguo es el cuerpo cuadrangular con las tres torres del siglo XIV, a lo que se añadió durante la segunda mitad del XV la barbacana (recinto exterior) y los espacios residenciales interiores. La Villa Romana de Monroy es el asentamiento rural romano más emblemático y estudiado. Los materiales constructivos son los propios del lugar: pizarra y cuarcita, además de granito y mármol. La Villa se puede visitar libremente.El 2 de febrero, Monroy celebra su fiesta más representativa, Las Candelas: las purificás con sus trajes regionales entran en el templo cantando unas estrofas al son de la pandereta, que conmemora la purificación de la Virgen cuando presentó al niño en el templo, siendo recibida por el sabio Simeón. Al día siguiente (San Blas) se reúnen para hacer y degustar los famosos caramelos de San Blas de azúcar y cacahuetes troceados.

EL CASTILLO DE MONROY
En el año 1309, el rey Fernando IV otorgó el privilegio para allegar a su cortijo hasta cien vecinos y construir en él un castillo", de aquí la fundación y fortaleza. El castillo fue mandado construir por D. Hernán Pérez de Monroy a principios del s.XIV, en plena reconquista. Intervienen en Castillo de Monroy, desde el punto de vista arquitectónico, tres épocas fundamentales que lo construyen y modifican sucesivamente. La primera época es Medieval, Gótico-Mudéjar, s.XIV y XV, época en que se construye el Castillo Fortaleza. La segunda época es Renacentista, s.XVI y XVII, en la que la fortaleza se transforma en Palacio Residencial. La tercera época está definida en el tiempo que pasa desde el s.XVII hasta nuestros días. D. Fernando de Monroy y Guzmán, primer Marqués de Monroy (1649) lo convirtió en un recinto palaciego. Se encuentra situado en la Plaza de España, por donde se accede al mismo.

LA VILLA ROMANA
La Villa ocupa unas cuatro hectáreas, se encuentra en la falda de una pequeña elevación que desciende hasta la vaguada de un arroyo, donde se construyó una represa. A juzgar por la decoración cerámica, sigillata, y el pavimento musivo que decora las habitaciones absidiadas de la zona residencial podría datarse el yacimiento entre los s.III y IV d.C.  Los materiales constructivos son los propios del lugar: pizarra y cuarcita, además de otros introducidos como el granito y el mármol.La Villa se puede visitar libremente, estando protegida por un cerramiento metálico con accesos practicables.

LA FUENTE DE LAS AMAPOLAS
Situada junto al arroyo de las Amapolas de él recibe precisamente su nombre. La fuente estuvo techada y se restauró en tiempos de la II República, por lo que creemos que su construcción podría datar de fines del s.XIX o principios del XX. El pozo, de planta circular, construido con ladrillos, tiene cuatro brocales abiertos a media altura en arco de medio punto enmarcados en falsa cantería; el resto del muro está revocado con cal.

RUTAS Y EXCURSIONES POR MONROY
Ermita de Santa Ana y molino del Cabril. Cerca de la ermita de Santa Ana, patrona de Monroy, el arroyo del Cabril se hunde y retuerce en el terreno entre fragosos pedegrales e impresionantes tajos que reciben el nombre de "El Tranco del Diablo", hermoso paraje al que se llega por la Vereda de los Quemados y muy interesante para observar aves como cigüeña negra y búho real, entre otras. Junto a la ermita existe una necrópolis tardorromana.
Riberos del Almonte. Tomando la carretera de Santa Marta de Magasca (CV-128) podemos llegar a los riberos del Almonte, donde cerca del puente se encuentra un molino en ruina. El río Almonte, declarado actualmente ZEPA, constituye en toda Extremadura uno de los pocos ríos aún vírgenes, no represado excepto en su confluencia con el Tajo, por lo que constituye un valioso corredor ecológico de biodiversidad desde su nacimiento en las Villuercas.

FIESTAS
Las Candelas o "Fiesta de las Purificás". Se celebra el 2 de febrero en todos los pueblos de los Cuatro Lugares, pero es en Monroy donde más relevancia tiene y mejor se ha conservado. Se trata de una escenificación religiosa y folclórica donde se lucen los trajes típicos, en la que cuatro muchachas, cantando en procesión, llevan al Niño ofrendas.
Romería del Lunes de Albillo. Tiene lugar el lunes después del Lunes de Gracia (Lunes de Pascua) y se trata de una romería tradicional en la ermita de Santa Ana. A primera hora de la mañana se engalanan las caballerizas, se reúnen los jinetes en la plaza y parten hacia la ermita, donde tiene lugar la misa, los cánticos, las ofrendas y la comida campestre en excelente camaradería.
Fiestas de Septiembre. A partir del 14 de septiembre se programan verbenas y festejos taurinos, eligiéndose la reina de las fiestas y sus damas de honor.

GASTRONOMÍA
Basada en platos de la cocina tradicional extremeña, como las migas, el gazpacho, y entre las carnes el frite de cordero y el cabrito asado. Como platos locales se hace el refrito, en el que se utilizan las vísceras del cerdo. En las matanzas se suele hacer el popular arroz de matanza, elaborado a base de la sangre y el arroz cocidos. En cuanto a los postres destacan los dulces caseros, entre los que cabe citar las floretas, las roscas de piñonate, los coquillos, los repápalos y los calostros.

OFERTA DE ACTIVIDADES TURÍSTICAS
Senderismo y cicloturismo.
Turismo en alojamientos rurales.
Caza y pesca.
Turismo ornitológico.